Arteterapia

0

La terapia artística es una disciplina que aplica medios y procesos artísticos para el bienestar físico, mental y emocional de personas de todas las edades y circunstancias.

Se ha comprobado que es una vía de acceso a la expresión y exploración favorable de los sentimientos difíciles de articular, que favorecen el bienestar emocional. Emplear la capacidad artística para tratar enfermedades, supone contemplar un gran crisol de disciplinas, ya que aúna las cualidades del psicoanálisis, la psiquiatría, la pedagogía y la sociología. Se consideran medios arte – terapéuticos la pintura, escultura, danza, escritura, música o drama.

¿Qué cualidades hacen que el arte sea terapéutico?

El arte estimula las capacidades propias del individuo, desarrolla su creatividad y expresión individual como medio de lograr satisfacción y mejorar personalmente. Permite proyectar conflictos internos y, por tanto, ofrece la posibilidad de poder resolverlos.

Toda persona es capaz de ser creativa.

En esta posibilidad de crear, es donde reside la gran fuerza terapéutica del arte.

El concepto de autoexpresión también se encuentra en las bases del arte terapia y posibilita expresar nuestros sentimientos, emociones y pensamientos aportándonos seguridad y confianza en nosotros mismos y esto es de gran importancia, porque son muchos los desequilibrios afectivos o mentales que están asociados, de alguna manera, a una falta de seguridad en uno mismo. La terapia a través del arte permite cambiar o aceptar aspectos de uno mismo que nos impiden llevar una vida normal e independiente. Casi todas las actividades artísticas poseen numerosas cualidades terapéuticas: satisfacción, relajación, evasión, divertimento…

Las terapias del arte se ocupan de encontrar un lenguaje que permita manifestar lo que no se puede expresar de otra forma. A veces las palabras no bastan para explicar ideas, sensaciones y sentimientos. El arte es una vía de expresión que puede permitir a una persona exteriorizar aspectos íntimos de forma plena y segura.

¿Por qué  los dibujos y pinturas infantiles tienen tanto valor como medio terapéutico?

La expresión espontánea del dibujo y la pintura en los niños les lleva a exteriorizar sin trabas sus pensamientos, emociones y sentimientos acerca de sus vivencias. Las palabras imponen límites, pero las imágenes poseen un nivel de penetración en la mente que supera el pensamiento discursivo. Esto ayuda a entender mejor el valor del arte en el campo de la terapia. En ocasiones, los dibujos infantiles nos aportan información que jamás nos comunicarían de otra forma.

Éstos nos demuestran que la representación de los dibujos de los niños pertenece tanto al mundo consciente como al inconsciente. Los beneficios de la terapia se encontrarían en la exteriorización, en la posibilidad de proyectar al exterior problemas o conflictos internos a través del dibujo o la pintura.

Los niños más pequeños, reflejan más sus deseos, sentimientos… y que, por ejemplo, las proporciones de tamaño representan los valores como el niño los concibe y no según sus percepciones.

Es verdad, que algunos test proyectivos han utilizado el dibujo para la detección de problemas y que se ha venido utilizando desde hace mucho tiempo la expresión gráfica en el campo terapéutico. Lo que es más reciente es el empleo del arte como vehículo de rehabilitación por medio de la creatividad y la expresión artística, el poseer un sentido avanzado sobre la curación integral del paciente.

El dibujo es un acto complejo en el que interviene el cerebro y la mente. Para dibujar necesitamos la maduración y participación de muchas estructuras mentales. Así mismo, la creatividad está asociada con la inteligencia.

El dibujo es un buen medio de diagnóstico porque el niño comunica su problema de forma inconsciente. La exteriorización del problema, aunque sea de forma inconsciente, le hace sentir mejor. Además, al adulto le ofrece la valiosa posibilidad de conocer el problema y de iniciar todo el proceso de intervención.

¿Cuales son sus beneficios?

  • Es un método ideal para relajarse y resolver de forma natural los problemas.
  • Permite expresar sentimientos difíciles de tratar.
  • Estimula la imaginación y creatividad.
  • Ayuda a desarrollar habilidades para su desarrollo y resolución de problemas.
  • Aumenta la autoestima y confianza.
  • Aumenta la capacidad de comunicación.
  • Ayuda con el desarrollo de habilidades motoras y coordinación.

¿Las terapias del arte son para todos?

La Arteterapia se aplica en diferentes campos: rehabilitación, educación, psicoterapia y salud mental, educación especial, discapacidad, enfermedades neurodegenerativas, cuidado paliativo y asistencia social.

Abarcan una amplia realidad de personas, que se pueden ver beneficiadas por sus efectos; están dirigidas a todas sin excepción. Pueden ayudar a cualquiera y ser útiles para desarrollarse plenamente y vivir en armonía consigo mismo y con los demás. El arte de la terapia puede ayudar a explorar los sentimientos de aquellas personas que sufren problemas psicológicos, desequilibrios emocionales originados por experiencias dolorosas que se hallan en el inconsciente. Este lenguaje y esta otra forma de expresión resultan adecuados para cualquier persona, pero idóneas para aquéllos que poseen alguna limitación o se vean privados en mayor o menor medida de las actividades normales. Pensemos que el arte puede incluso ser la única forma de comunicación que posean. De ahí, la importancia del arte para compensar esas privaciones o para personas cuya utilización del lenguaje o comprensión de las palabras es parcial o inexistente.

Algo sobre creatividad

Desde el punto de vista etimológico «crear» es dar existencia a algo o producirlo de la nada. Una de las grandes aportaciones en el siglo XX a cerca de los estudios sobre creatividad es el reconocimiento de que todos somos creativos, más o menos, y no sólo los genios. Así como el descubrimiento y definición de la capacidad creativa como una habilidad, lo que supone que este talento es susceptible de ser desarrollado.

El arte desarrolla la creatividad y la creatividad es necesaria para poder resolver problemas de cualquier tipo, no sólo visuales. Mediante la creatividad, el niño desarrolla sus destrezas mentales de tal manera que el arte le sirve de trampolín para otras disciplinas.

En definitiva, la actividad artística aporta una información muy valiosa acerca de nuestro mundo interior, al no resultar censurada ni reprimida por la mente consciente. Se podría encontrar cierta similitud en cómo el psicoanálisis utiliza el recuerdo de los sueños y los símbolos que en ellos aparecen.

Share.

Leave A Reply