Javier Mallo: Padre del Mes – Junio 2017

0

¡Bienvenidos a Parent of the Month!  Una columna mensual dedicada a familias españolas que han decidido criar sus hijos en un ambiente bilingüe.

¡Toma nota de sus rutinas y sigue sus pautas!

Nuestro “Parent of the Month” del mes de Junio 2017 es Javier Mallo, residente en Madrid desde hace 4 años y padre de dos pequeñas.

Hola Javier – ¡Bienvenido a Kids in Madrid! Cuéntanos sobre tu familia bilingüe.

Tenemos dos niñas de 7 y 2 años. Soy traductor e intérprete. El inglés ocupa gran parte de mi día. Las niñas acuden a un centro de enseñanza bilingüe, aunque diría yo que el concepto de “colegio bilingüe” quizás habría que revisarlo.  Seguimos el método OPOL (One Parent, One Language) en casa.

¿Cómo aprendiste inglés?

Primero en el colegio y en una academia, pero tuve la suerte de que mis padres me pudieron mandar un mes y medio a Irlanda por primera vez con doce años. Fui cuatro veranos seguidos y aquello fue clave.

¿Cuándo empezaste a hablar con tus hijas en inglés?

A la mayor desde los 8 meses de edad, a la pequeña desde que nació.

¿Por qué crees que es importante hablar con tus hijas en inglés?

Yo me crié en dos lenguas (castellano y gallego) y empecé con el inglés en 6º de EGB. Siempre he pensado que tener contacto con varias lenguas es muy beneficioso, además de que el aprendizaje de las adicionales suele ser más sencillo.

¿Tienes algunas pistas para compartir con nuestros lectores?

  • Respecto a la pronunciación en inglés, no me preocupo demasiado. Lo cierto es que empiezan copiando la pronunciación de los padres, pero acaban copiando a los profesores y a los compañeros del colegio.
  • En cuanto la lectura os confirmo que lo dejé pasar hasta que afirmaron la lectura en castellano. La lectura en inglés es complicada comparada con el castellano y parece que produce interferencia en ese aprendizaje. Poco a poco lo hemos ido introduciendo sin aplicar normas estrictas. Lo enfocamos más como un juego con musicalidad. Ahora en el colegio van introduciendo la lectura y nuestra hija mayor se fija en las palabras y la asocia con lo que dice (a diferencia del castellano donde lee en serie).
  • Aconsejaría buscar actividades y grupos de juego en inglés para participar en familia. La televisión y los videojuegos en inglés también, aunque a cierta edad pueden ser reticentes al principio y se las apañan para cambiar el idioma del dispositivo.

 ¿Qué actividades de ocio realizáis en inglés?

Tenemos un grupo de familias bilingües con las que nos reunimos una vez al mes. Además, solemos intentar ir a teatro o cuentacuentos en inglés. En el mes de julio la mayor acude a un campamento urbano 100% en inglés donde se pasa el día jugando y haciendo actividades con otros niños angloparlantes.

¿Qué dificultades has tenido al hablar con tus hijas en inglés?

Realmente ninguna. La verdad es que siempre ha sido muy natural y no hemos tenido problemas. Quizá el único problema sean las situaciones en las que hay terceras personas, pero yo siempre he tenido claro que soy yo el que me dirijo a mis hijas en inglés, independientemente de lo que quiera y/o pueda hacer el resto.

¿Has recibido comentarios negativos por haber elegido hablar en inglés con tus hijas?

Sí. Siempre hay comentarios. Una vez tuve que explicar en la cola del supermercado por qué le hablaba en inglés a la niña si yo era español.

Las críticas principalmente vienen de dos frentes:

1) No eres nativo, tus hijas no van a ser bilingües;

2) Tener dos lenguas les puede retrasar el desarrollo en el cole y tiene que ser muy complicado para ellas.

Digamos que ninguna de las dos cosas nos ha preocupado especialmente. Sobre la primera mi experiencia me dice que ser “bilingüe” es mucho más que ser capaz de hablar una lengua y que el aprendizaje va mucho más allá del círculo familiar. Sobre la segunda crítica pudieran darse casos en los que en un principio puede pasar esto, pero no es algo duradero. Realmente, en el mundo y en la historia lo normal es que los individuos estén en contacto con más de una lengua.

¿Cuándo sientes más orgulloso de tener una familia bilingüe?

Cuando mi hija mezcla el inglés y el español sé que es algo que debe corregir y la verdad es que no ocurre con frecuencia. Sin embargo, oírla decir “la grande pelota” o “te voy a ‘splashar’ con el agua” me hace pensar que no hemos llegado aún pero que vamos por el buen camino. También haberla “soltado” en un campamento de verano de la YMCA en EE. UU. durante seis horas al día y que no tuviera ningún problema.

¡Gracias por presentarnos a tu familia bilingüe Javier!

Entrevista por Dominique White

Share.

Leave A Reply