Que frio hace!

0

¿Podemos hacer algo más que jugar en casa en invierno?

Jugar al aire libre es importante durante los primeros años de desarrollo de los niños por lo que os daremos algunas ideas para poder hacerlo incluso en invierno.

Con algunas precauciones se lo pasarán genial jugando al aire libre también en esta época. Sólo necesitan estar bien abrigados al salir a la calle y quitarse la ropa de más abrigo cuando estén en sitios cerrados con calefacción. El origen del resfriado es vírico, pero los climas artificiales, calefacciones y aires acondicionados, crean grandes contrastes de temperatura entre el interior y el exterior de los edificios. Esto dificulta que el organismo se aclimate y crea un terreno más favorable para las infecciones respiratorias.

Salir a la calle es importante

Aunque jugar al aire libre es más agradable en verano y primavera, no debe ser exclusivo de esos meses. Los niños necesitan hacer ejercicio físico durante todo el año para estar saludables física y mentalmente. En invierno también se pueden realizar muchas actividades fuera de casa, sólo hacen falta ganas de moverse y ropa de abrigo.

Hay una relación muy estrecha entre sedentarismo y obesidad y esto a su vez está relacionado con las más de tres horas de televisión que ven los niños españoles al día. El deporte es una de las formas más efectivas para luchar contra la obesidad y por mucho que queramos, el ejercicio se hace mejor en el exterior.

En muchas ocasiones los días invernales, tristones o desapacibles no invitan a pasear. Sin embargo, los niños aún no tienen ese sentido meteorológico tan adulto y a ellos no se les estropea un plan por que el cielo esté nublado. Si quieren salir a divertirse, poco les importa que no haga sol.

Nota

Aunque el frío no provoque directamente el resfriado, sí que agrava los síntomas. Por eso, si el niño tiene molestias en la garganta, congestión nasal, etc… no conviene exponerlo a las bajas temperaturas hasta que se le pase. Pero si los niños están sanos pueden corretear sin privarles de movilidad en la calle.

Planes divertidos de invierno para toda la familia

Excursiones a pueblos o localidades cercanas donde se pueda explorar. Lo mejor es que también tengan algún interior interesante -un restaurante, un museo especial, una buena chocolatería…- para no estar expuestos al frío demasiado tiempo.

  • Montar en bici en parques y zonas verdes o en la montaña
  • Hacer una visita a la sierra y hacer un muñeco de nieve
  • Ir al zoo, parques naturales, etc…
  • Ir a ver representaciones teatrales o guiñoles al parque

Beneficios de ir al teatro con nuestros hijos

Muchos padres no llevamos a nuestros hijos al teatro o a ver guiñoles en el parque porque pensamos que no lo entenderán o que son demasiado pequeños. Su corta edad es una ventaja para acercarle al mundo del espectáculo. Los niños se acercan a las obras de teatro sin juicios y sin ideas preconcebidas, con todo su ser puesto en ver y escuchar lo que tiene delante, desarrollando su sensibilidad y capacidad expresiva.

La función de los padres debe ser la de acompañarles y fomentar su faceta de espectadores. Se trata de estar ahí mientras ellos disfrutan de un espectáculo, pero sin intervenir a no ser que nos lo pidan.

¿Cómo deben ser las obra de teatro para bebés?:

Deben durar unos 25 ó 30 minutos como máximo, adaptándose a los intereses, ritmos y capacidad de modular emociones de los niños menos de 3 años. Que haya interacción es muy importante.

Es bueno que respetemos las emociones de nuestros hijos. Si de repente se echa a llorar, puede estar cansado, emocionado o expresando algo personal. Sea lo que sea, no deberemos tratarle como si estuviera molestando, sino escucharle y respetar su deseo de estar o no en la sala (por eso es preferible que podamos entrar y salir.)

Los bebés aprecian poder estar en brazos porque se sienten más seguros y así liberar sus emociones.

¿Por qué ver dibujos animados en la televisión no es lo mismo que estar en un teatro?

La televisión es una forma muy pasiva de ser espectador. El argumento y la forma de los dibujos no varía ante la reacción del público que lo ve. Aunque ver dibujos animados también puede tener valor siempre que cumplamos con dos condiciones: que no sea más de 15 ó 20 minutos al día y que los pequeños estén acompañados por un adulto que haga de interlocutor entre los dibujos y ellos mismos.

Si el tiempo no acompaña o los niños están resfriados

  • También podemos disfrutar juntos en casa. Con poco podemos divertirnos y los niños pueden desarrollar su capacidad creativa.
  • Podemos hacer Christmas, permitiéndoles dibujar lo que quieran, personas o muñecos los que sean capaces y garabatos los más pequeños.
  • También podemos darles una caja de cartón vacía y nos sorprenderán con la cantidad de cosas para las que puede servir. Igualmente se puede decorar, pintar como una casa o un coche o simplemente con múltiples colores.
  • Los disfraces también son una buena solución para entretenerse en casa. No hacen falta grandes disfraces sino unas cuantas telas o ropa vieja de adultos, accesorios y con ellos podemos inventar que nos convertimos en casi cualquier cosa.

Gabinete Psicopedagogico de Eduqa Escuelas Infantiles

Share.

Leave A Reply